El fondo marino como lugar de residencia

¿Donde prefiere vivir, en el desierto o entre colinas y verdes valles?

La vida marina, igual que la humana, necesita cubrir ciertas necesidades primordiales tales como refugio y alimentación. A tal fin tiene que haber un hábitat marino saludable.

En un paisaje subacuático muermo no se puede instalar la vida ya que no cumple con estos requisitos imprescindibles.

fondo coralino bonito

hábitat marino saludable

A fin de recuperar un paisaje submarino desierto, hay que empezar con unos elementos de refugio ya que éstos, a su vez, atraerán la vida necesaria para que se crea un ciclo vital.

arrecife artificial modelo roca grande

Arrecife artificial con forma de roca colocada en el fondo del mar

Es sorprendente ver la rapidez con la que elementos creados específicos para este fin se cubren con algas y empiezan a ser refugio de especies pequeñas que a su vez atraen a especies mayores, así creando un hábitat marino saludable.

Arrecife Artificial en el océano - Arrecifes Artificiales Bassalto

Arrecifes artificiales de hormigon

Para que este ciclo se inicie correctamente es necesario que los elementos se crean para lugares y especies específicos ya que todos tienen diferentes necesidades. Tanto la composición como la distribución de huecos y agujeros se estudia antes de diseñar los elementos a sumergir. Cada fondo requiere de sus elementos dependiendo de profundidad y lugar geográfico. De nada vale crear corrales artificiales si éstos no se encuentran de forma natural en el paisaje autóctono.

Al poco tiempo de cubrirse de algas los elementos, empiezan a aparecer otras formas de vida que se alimentan de estas algas. Posteriormente empiezan a aparecer formas de vida más grandes que se alimentan de los anteriores y así en adelante.

El refugio es simplemente el principio para que la vida se pueda instalar.

Tal vez podría interesarte

Leave A Comment

You must be logged in to post a comment.