La erosión costera y su prevención empleando arrecifes artificiales

La erosión costera y su prevención empleando arrecifes artificiales


¿Qué es la erosión costera?

La erosión costera, o erosión de las playas, es un proceso que desgraciadamente no puede eliminarse, pues lo causan fenómenos naturales como los fuertes vientos, olas de grandes tamaños, o mareas altas que conducen sus energías hacia las costas, de forma que con el tiempo se produce una reducción de éstas.

La sucesión de estos fenómenos, puede resultar en un problema aún mayor, eliminando las barreras que impedían inundaciones litorales, y suponiendo un enorme gasto económico si se pretende recuperar la zona afectada.

¿Qué medidas se han tomado?

 

Factores humanos como la urbanización y las distintas actividades económicas en zonas costeras, conducen con frecuencia a que se produzca erosión, en la que la naturaleza no tuvo nada que ver. Debido a ésto, la erosión costera se ha convertido en un problema de carácter social, para el que se han buscado distintos remedios, ya sea para evitar o prevenir. Citaremos a continuación algunos de los remedios empleados a lo largo de los años:

• Vigilancia de la construcción de infraestructuras y prohibición de construcción de escolleras en Buenos Aires.

• Construcción de espigones y muros de contención, pasarelas y rompeolas en el Caribe.

• Prohibición de extracción de arena, eliminación de casuarinas, muros y casas cerca de la duna, en Cuba.

• Campañas de concienciación dirigidas a la población para evitar la erosión causada por factores humanos, en República Dominicana.

• Retirada de espigones de las costas de Chuburná, Yucatán.

• Construcción de barricadas en las afueras de las viviendas, cosa que sólo empeoró la situación.

– Estos remedios para la erosión costera han sido tomados del siguiente artículo: Acceder

Ver más técnicas contra la erosión costera

¿Qué proponemos nosotros al respecto?

 

Arrecifes Artificiales Bassalto no se ha limitado a recuperar únicamente el fondo marino, sino también a prevenir que la erosión costera siga produciéndose. ¿Y de qué forma conseguimos prevenirla?, hemos creado un tipo de arrecife artificial al que denominamos “atenuador de olas”.

Estos arrecifes, se reparten estratégicamente en la zona afectada por la erosión, de forma que la fuerza del oleaje no cargue contra la costa y arrastre la arena consigo, sino que se vuelva más débil y únicamente acumule dicha arena contra los arrecifes, generando zona en vez de eliminándola.

Esto también beneficia a las zonas urbanas cercanas a la línea de costa, ya que debido a la erosión, esa línea se hace más reducida, y por norma esas edificaciones ya no pueden habitarse.

Con la colocación de nuestros arrecifes atenuadores de olas, se garantiza que la erosión no acortará la línea de costa, y por tanto las áreas urbanas seguirán siendo habitables, evitando gastos por traslados y pérdidas de negocios u hogares.

Convierten además la costa en un lugar más seguro, ya que la erosión muchas veces desemboca en derrumbamientos, arrastrando el soporte de edificios y casas, o creando endebles muros que pueden derrumbarse y causar desastres.

Además, la intención de Arrecifes Bassalto es que estos arrecifes posean una doble función: prevenir la erosión costera y a su vez regenerar el fondo marino deteriorado. Las muchas medidas que se toman contra la erosión, tienen un impacto ambiental muy negativo, porque van destruyendo poco a poco el área marina afectada. Nosotros nos encargamos de recuperar esas zonas, fomentando que la vida animal y vegetal vuelva a surgir, y que a su vez se convierta en un lugar de gran interés para el ecoturismo de buceo.

¿Qué pasos se realizan antes de colocar los arrecifes?

Antes de la colocación de estos arrecifes, se realizan diversos estudios, y se mide la tasa de erosión, calculando cuántos centímetros por año o cuántos metros por año se ha disminuido la costa. Esta tasa de reducción depende mucho del tipo de costa, y la energía y fuerza del oleaje.

Hay que entender, que cada lugar es distinto, cada mar es distinto, y cada nivel de deterioro puede variar según el tiempo que haya pasado desde el inicio del problema. Por tanto, hay que estudiar primero si el objetivo es prevenir o recuperar, para luego iniciar una segunda fase donde se plantea qué tipo de arrecife es más conveniente acorde a la erosión del lugar afectado.

La última fase sería la colocación de éstos, y el posterior estudio de cómo va evolucionando la erosión, modificando lo que sea necesario para que comience una mejoría.

¿Quieres realizar un proyecto de recuperación de las costas? ¡Contáctanos!

Tal vez podría interesarte